13 de mayo de 2010

SAMUEL, FUTBOLERO, FUTBOLISTA



En muchos aspectos me reconozco en mi hijo.

En general es como verme a mí cuando tenía su edad.

Pero observo algunas otras facetas de su personalidad que están a años luz de mí y que me hacen exclamar
"Pero ¿de dónde diablos ha salido este niño?"
.
Una de ellas es su afición por el futbol.

Ni en mi infancia ni en mi adolescencia me sentí jamás atraído por este deporte. No tuve el suficiente arrojo ni interés como para jugarlo y me parecía la cosa más aburrida del mundo sentarme a verlo.
Pasados los 20 me aficioné a hacer quinielas con un amigo y la cosa, lógicamente, cambió. Seguíamos los partidos de la liga haciendo fuerza para que ganaran aquellos que nos convenía. Hoy por hoy es el único deporte que soy capaz de seguir por televisión sin bostezar, pero aún así me deja dormir bastante. En general no me muero por ver futbol y sólo me parecen ineludibles las grandes finales y, eso sí, los enfrentamientos entre el Real Madrid y el Barça. Nada más.

En cambio, Samuel es capaz de tragarse los 90 minutos de un Ponferradina - Villarejo y quedarse con las ganas de más.
La cosa viene de lejos.
Siendo un canijo que no alzaba ni cuatro palmos del suelo, ya sólo tenía ojos para los balones. Podía recorrer una juguetería maravillándose a cada paso, eligiendo mil cosas a la vez para olvidarse por completo de todo al llegar al lugar de las pelotas. Entonces se le abría la boca con un: "¡Esto quiero!" y de nada valía que le disuadiéramos diciéndo que en casa ya tenía tres. El quería otra.
El año pasado nos dijo que sus amigos se habían apuntado al Club de Campo para aprender a jugar al futbol y que él también quería. Nos pareció estupendo; por una parte porque era una buena forma de relacionarse con otros niños y ello le ayudaría a vencer su timidez y por otra porque siempre es bueno hacer deporte y más al aire libre. Así que desde entonces su madre lo lleva todos los viernes por la tarde y yo los sábados por la mañana.
En estos meses ha ido perfeccionándose en todos los sentidos: corre más, resiste más tiempo, tiene mejor puntería... y se siente la mar de cómodo entre otros chavales de su edad e incluso más mayores.
Y yo observo desde la grada cómo chuta, cómo regatea, cómo corre a abrazar a sus compañeros cuando meten un gol y pienso que yo no fui así en absoluto.

Y de un tiempo a esta parte no ha dejado de sorprenderme.
Al ser tan poca mi afición por el futbol no le he inculcado conocimientos relacionados de ningún tipo, por eso me dio hasta miedo cuando cambiando canales en la tele me dijo un día:

- Espera, espera, a ver cómo ha quedado el Manchester.
La imagen no había durado en el televisor ni dos segundos, pero había reconocido al equipo.
- ¿El Manchester? ¿Cómo sabes que es el Manchester?
- Hombre, por la camiseta...
Al principio pensé que por alguna razón le habían llamado la atención los colores de esa indumentaria en concreto y por eso la recordaba, pero después siguieron con las noticias de otros encuentros y sabía el nombre de los equipos antes de que los nombraran. ¡Y eran extranjeros! Yo alucinaba.
Entonces es cuando descubrí que la cosa iba mucho más allá: no sólo sabía los colores de todas las camisetas de la primera división española y varias de las de segunda, también las de muchas selecciones nacionales y las de equipos europeos. Mi mujer y yo no teníamos ni idea de esa capacidad de observación.
.
Encontré poco después una cartulina con todos los escudos de los equipos de la liga. Se veían tan pequeños que apenas se distinguían sus nombres.
- A ver, Samuel, ¿sabes decirme a qué equipos pertenecen estos escudos? - quise probar.
¿Que si lo sabía?
- A ver... - dijo -el Sporting, el Barça, el Sevilla, el Zaragoza, el Racing...
Y a mí se me ponían los ojos como platos porque si mi vida hubiera dependido de decirlos yo, me habrían borrado del mapa a la primera.
¡¡Y me las dijo todas!!
Entonces me dije: Esta es la mía; aprovecharé lo mucho que le gusta el futbol para enseñarle más cosas.
.
Compré un mapa político de España en blanco y recorté esos escudos en miniatura. Esa misma noche le propuse una especie de juego.

- Mira, Samuel, vamos a aprender dónde están los estadios de futbol de todos estos equipos, ¿vale?
- ¡Vale! - se acercó muy entusiasmado, como yo imaginaba.
- Mira, esta comunidad del centro se llama Madrid y aquí juegan el Real Madrid, el Atlético de Madrid y el Getafe.
- ¿El Getafe juega en Madrid? - me preguntó muy extrañado.
- Claro, es que Getafe es una ciudad de Madrid.
- ¿Ah si?
- Sí, mira y aquí está Barcelona y aquí juega el Barça y el Espanyol.
- ¿El Espanyol es de Barcelonaaa? - no lo podía creer.
- Pues sí, es un equipo barcelonés.
- ¡Andaa!
- Aquí está Sevilla, donde juegan el Sevilla y el Betis.
- Pero el Betis está en segunda - me apuntó.
- ¿Ah si? Bueno, pero da igual, es un equipo sevillano... ¿El Betis está en segunda? ¡Vaya, hace poco era de primera! ... Bueno, mira, aquí al norte juega el Depor, en La Coruña, aquí el Valencia, y un poco más arriba, en Castellón, el Villarreal.
Samuel observaba muy atento cómo el mapa se iba llenando de escudos.
- ¿Por aquí no juega nadie? - quiso saber señalando el oeste.
- Bueno, en todas partes se juega al futbol, pero yo te estoy indicando los lugares donde están los equipos más importantes.
Y continué.
- Aquí juega el Tenerife, en esta isla.
- ¿¿El Tenerife juega en una isla?? - exclamó asombradísimo.
- Claro, es que Tenerife es una isla.
- ¿Y hay campo de futbol?
- Toma claro, y de todo: carreteras, colegios, hospitales... muchas ciudades.
- ¿Pero caben? ¿Y no se hunden con tanto peso?
- No, hombre, no... - yo disimulaba la gracia que me hacía.
- Yo me creía que en las islas sólo había palmeras.
- No, no, hay islas muy pequeñas en las que no hay apenas nada y otras grandes que tienen de todo. Mira, otra isla grande es ésta de aquí: Mallorca.
- ¿Ahí juega el Mallorca? ¡Arrea!
.
Pero no me conformé con eso. Dado que este verano se juega el Mundial de futbol y él sabe qué equipos están clasificados, he conseguido que memorice más de 20 capitales de paises del mundo, algo que, para mi satisfacción, no sabe en su clase nadie más que él.
A la hora de citarlas le gusta especialmente la de Brasil.
- Brasilia - exclama, y añade - ¡su mujer!

Como no podía ser de otra manera, Samuel es un acérrimo seguidor del Real Madrid, como su padre y su abuelo paterno (el materno nos falla porque es del Barça pero quiere tanto a su nieto que cuando gana el rival se alegra mucho por él)
Su jugador favorito es Iker Casillas pero conoce el nombre de toda la plantilla sin titubear. También se sabe la del Barça (admira a Messi y a Valdés), así como el nombre de la mayoría de delanteros de todos los equipos. Y se ríe al ver las caras que pongo cuando no puedo creer que sepa tantas cosas que yo ignoro por completo.
- Anda, han puesto a fulano de medio centro - me decía el otro día.
- ¿Queee? - gritaba yo - ¿¿También sabes las posiciones??

El pasado sábado fue un día muy feliz para Samuel.
Hicimos un viaje relámpago a la capital con una peña madridista. Salimos a las 8 de la mañana y sobre la 1 de la tarde el autobús entero aplaudía al pasar por la Cibeles.
Por la ventanilla alzaba el cuello asombrado, contemplando todos los grandes edificios de La Castellana, y fue pura emoción cuando sus ojos se encontraron con la inmensa mole del Santiago Bernabeu.
Paseamos por los alrededores con ese ambiente festivo previo a los grandes encuentros y aunque me hubiera gustado que viera algunas cosas que tenía en mente, se empeñó en que lo que de verdad le apetecía era subir en Metro, así que recorrimos parte del subsuelo de Madrid, que para alguien que jamás había visto algo así resultó toda un aventura.
.
Pero nada comparable al momento del partido contra el Athletic de Bilbao.
Cuando vio salir a los jugadores al campo su cuerpo temblaba de emoción. El estadio se llenó hasta la bandera y , nunca lo hubieramos dicho, tuvimos la suerte de cantar hasta cinco goles.
.
El que más disfrutó, sin duda, fue mi hijo.
Aprovecho para felicitar a los culés por la liga que ganaréis el próximo sábado, esperando, eso sí, que si por uno de esos milagros de la vida, os la arrebatara el Real Madrid, volváis por aquí para darme la enhorabuena a mí.

Y a aquellos que pasáis olímpicamente del futbol: seguid así. ¿Para qué sufrir tanto sin necesidad?

28 comentarios:

Marisol dijo...

¿Pero cuantos años tiene? ¿25?.....madre mía lo que hace la afición! Asustadica me tiene .....y que buena idea la de enseñarle geografía con la excusa del esférico. Si sale premio Nobel ya nos contarás!

Anónimo dijo...

Cuando los niños de la edad de Samuel se apasionan con algo, nos llenamos de orgullo, sobre todo si ese algo no es perjudicial para el niño. La pasión en los niños es un aspecto placentero de contemplar, porque ello unido a sus deseos de aprender (que a su edad están en los niveles más altos), le convierten en un privilegiado.
Muy emocionante compartir con él estas satisfacciones, y muy inteligente aprovecharlas para aumentar aún mas sus conocimientos.
Envidia me das en éstas situaciones.
Un saludo y a ver si todavía existen los milagros y gana el Madrid (lo digo por Samuel).
Remolina.

mochuELIn dijo...

Los niños no dejan nunca de sorprendernos... no me interesa especialmente el fútbol, nada, pero hay cosas curiosísimas que sé desde que soy absolutamente un comino... los nombres científicos, sí.... me sé miles, y no sólo los aprendí en la Universidad, para ese momento yo ya sabía muchísimos, es algo que me apasionaba desde que tengo memoria, la razón la desconozco.
Espero que gane el Madrid, realmente no es porque sea madridista, sino por tu hijo, seguro que a él le gustaría enormemente, y si no es así, siempre le queda el ánimo para seguir y un día ser un supercampeón, porque de esa manera, como él hace, se forjan los campeones del mañana.

Un abrazo

peibol dijo...

A mí el fútbol no podría serme más indiferente. No le encuentro el atractivo por ningún lado, y mira que he intentado ponerme en el otro lado por una cuestión de empatía, pero nada; prefiero practicar un deporte a verlo, y en cualquier caso... ¡algo que no sea fútbol! XD

Lo de Samuel es un talento que haces bien en aprovechar; desde pequeño, mi primo (no el pequeño, sino otro que va ya pa los 30), reconoce coches desde lejos, siendo capaz de decirte el modelo y todas las características técnicas. ¡Y anda que no salen coches nuevos todos los años! Eso sí, jamás le vieron aplicación pedagógica práctica a ese don.

Por cierto, lo de las islas se le perdona por la edad, pero te sorprendería saber la de gente que piensa que vamos en taparrabos. :s

Un saludo ;)

PD. ¡Me encanta lo de Brasilia! ¡Es lógica pura :D!

Lillu dijo...

Jajaja, qué risas con lo del Betis... y bueno, lo de Tenerife estoy con Peibol: hay muchísimos adultos que piensan así y ni siquiera se preocupan por preguntar o conocer. A tu hijo se le ve despiertísimo, y eso es muy bueno :)

A mí el fútbol no me dice nada, pero me gustan muchísimos deportes, incluso para ver en la tele. Disfruto mucho viendo tenis, gimnasia, natación... Entre lo que menos soporto están los coches y las motos, pero por ver he visto hasta campeonatos de saltos de hípica o de curling emocionándome al comprender la dinámica XDD

saluditos

Txema Rico dijo...

Muybien, muy bien lo del sabado en Madrid, ademas disfrutasteis de un buen partido. Me alegro que los ninos se aficionen al deporte, sea el que sea.
Ademas la familia que ve el futbol unida, permanece unida...yo estuve a punto de llevar al Dani al R.Madrid-Olimpique de Lyon de Champions, pero no quedabán entradas.
Saludos desde Dinamarca.

P.D. Disculpa por no poner tildes ni enyes...de Espanya...pero este teclado no tiene...ja ja ja

anasister dijo...

El día del partido sólo tenía una cosa en mi mente...la que estaría disfrutando Samuel,y en cada gol lo imaginaba dando saltos con esa sonrisita suya que tanto me gusta.
Sé como te las ingenias para que aprender a tu lado sea algo divertidísimo.Ya sabes...si me tubiera que cambiar por alguien,sería por uno de tus hijos.Tenerte de hermano mayor es toda una aventura,sobre todo lo fue cuando era una niña,así que de padre ya tiene que ser la bomba.eres muy afortunado de tener los hijos que tienes,pero aún lo son ellos más de tener un padre como tú.

Amig@mi@ dijo...

Al final acabará arrastrandote con él.
Pero es que... Hasta yo me sentí sobrecogida en el Bernabeu.
Una experiencia que no olvidará. jaja, casualidades de la vida, esta noche ceno yo con varios jugadores del Almería.
Si quiere algún autografo, pero claro, no es un equipo importante...
;)
Besos

JuanRa Diablo dijo...

Marisol:

El mes que viene cumple 7 (¿o son 17? :p) Los niños de hoy están hehos de otra pasta. Se les ve más despiertos que los de generaciones anteriores,¿no crees?
Pero, oye, puestos a dar un Nobel que se lo lleve el mío (...no, por elegir uno...)

Remolina:

A mí me contagia su pasión, es cierto. A veces le pido que me explique cómo fueron los goles de determinado encuentro sólo por el placer de verle gesticuar y exclamar cosas como "un golazo por la escuadra" "un pase cruzado" "rematando de cabeza"...
Uff, sería grandioso conseguirlo en el último partido. Apuesto a que este sábado todos los madridistas seremos del Valladolid :D

mochuELIn:

Ya ves qué curiosos estos fenómenos del aprendizaje siendo niños. A tí te dio por los nombres científicos, y como sin duda te debía parecer apasionante no supondría demasiado esfuerzo memorizarlos. Pequeños cerebros ávidos de saber: ahí radica el secreto.
Mi hermano Fran vio una imagen de Egipto a los 5 años y quedó fascinado. Desde entonces se ha empapado la historia del Egipto antiguo. Reciéntemente ha obtenido el título oficial de escritura jeroglífica!! Y todo empezó siendo un crío!!

(Claro, claro, mochuELIn, que gane el Madrid por Samuel. Si de rebote hay unos pocos que se alegran pues bueno, mejor, pero lo hacemos por Samuel ;)

peibol:

¿Habrá un "gen futbolero"? Yo creo que sí y el mío nació enclenque. (El tuyo por lo que cuentas la palmó directamente)XD

Pero te aseguro que comparándolo con el mundo del automóvil, el futbol me parece maravilla de maravillas. Puedes decir a tu primo que existe en el mundo su antítesis más absoluta: YO!

(¿En serio hay gente que cree que los canarios vais sólo en taparrabos? ¡¡Qué brutos!! ¿Y los collares y las plumas no los ven?):P

JuanRa Diablo dijo...

Lillu:

Veo en general muy despiertos a los niños de hoy. Absorben conocimientos como esponjas. Pero, claro, puestos a hablar de uno lo haré del mío, y así de paso presumo de hijo, jejeje.

Totalmente de acuerdo en que no hay cosa más tediosa que ver coches y motos por la tele. AGGG! Y es que son retransmisiones interminables e idénticas ¿Qué interés habrá ahí que no me han explicado bien? :p

Txema Rico:

¡¡Trotamundos!! Anda, que te debes sentir en tu salsa, tú, un nórdico traspapelao por la piel de toro...

Lo pasamos muy bien en Madrid, pero estas cosas no se pueden repetir mucho, que el viajito hizo pupa al bolsillo y no està el forn per pastes... XD

PD. ¿Lo ves? Aquí vivimos mejor. Los daneses no tienen ni acentos ¡¡Qué peeena!! (Véndeles alguno) :P

anasister:

¡Qué gran patrocinadora de tu hermano eres, jodía! :D Cuántas veces me habrás dicho esto y me sigue dando mucha satisfacción. Aún me parece reciente el tiempo en que os divertía con tanto juego y lo cierto es que han pasado la traca de años!! :O
Es curioso, yo no era en absoluto consciente de cuánto íbais a recordarlo en el futuro.
Supongo que ahora con estos peques pasará igual.
Un beso grande

Amig@mi@:

No me cabe la menor duda de que no lo olvidará.
Esta noche comentaré a Samuel lo de tu cena con futbolistas del Almería. Seguro que me dice el nombre de alguno de ellos.

(Oye, muy importante no será, pero permanecer en primera no es moco de pavo! ;)

calata dijo...

el mío con 19 es un sufridor del atleti y gran jugador, vamos! que se apunta a un futbolin si hace falta y en play esa ya ni te cuento, pero en cambio yo, como que no , que me aburro, que no sigo a ningún equipo y tengo que reconocer que darle patadas al balón me encanta, pero los años no perdonan.

un abrazo

La exorsister dijo...

Así me gusta enseñando geografía a tu hijo! Seguro que hay quien con mucha más edad no sabe ni de dónde son la mitad de los equipos.

Ese niño promete! A este paso te retira. XD

Mª Angeles y Jose dijo...

jajajajajaja los niños nos sorprenden mucho mas de lo que nosotros podemos imaginar....a mi me ocurrio algo parecido con mi hijo mayor y fue con las banderas de los paises del mundo y yo realice algo parecido a lo tuyo.

Ojala tengamos un milagro y gane ese Madrid.

besos

Anónimo dijo...

Pero que guapo es Samuel!!!!!!!!!
SAX

Amig@mi@ dijo...

Cené con Esteban, el portero suplente, y seguramente titular el año que viene y Pella o peya, la verdad no lo sé, pero también conozco a Ortiz ( tú hijo seguro que lo conoce también) el capitán, y al Mister, Liyo.
Ya sabes, ;)
jaja
Y yo de futbol NI IDEA.;)
Besos

anasister dijo...

Pues anímate Juan, y háblales a tus seguidores de "la calle","el circo" "el río","los alemanes" "los interminables personajes de nuestro mundo","el coche loco"..,"el hotel Mustafá","las hisotorias con plastilina..con ellas éramos capaces de estar horas sentadidtos en el sofá....etc,etc,etc......

molinos dijo...

MI hija M. es así. Le encanta el fútbol y le dice a su padre: papá..el arsenal va ganando...

yo flipo...cada día me reafirmo más en que nos la cambiaron en el nido...

Bichejo dijo...

Mi comentario está desaparecido...repito entonces, que me parece genial que utilices su afición para que aprenda geografía y que tu hijo me reafirma en mi opinión de que un chico guapo está aún más guapo con gafas!!!

Espero que no sufra mucho el sábado, yo ya lo tengo asumido...

Ripley dijo...

uno de tus tomos que mas he disfrutado. samuel es un crack pero tu lo eres aun mas por fijarte en esas cosas, por buscar paralelismos entre ambos a su edad, por ver las diferencias por querer comprenderlo animarlo y estar a su lado. Eres o sois una de esas familias envidiables. nos permites con tus lecturas disfrutar y extrañar unos momentos tan bonitos sobre los que samuel tendra siempre la oporutunidad de volver pues escritos quedan estos testimonios. abrazos a ambos ah y lo del barsa está por ver...¡hala madrid!

JuanRa Diablo dijo...

Bueno, calata, que cada cual tiene su arte y a tí se te daría de cine inmortalizar una chilena
Esos son tus goles ;)

La exorsister:

Jeje, ¿retirarme? Dios te oiga ( o Transilmonio si acaso...) :p

Mª Angeles y Jose:

Es que enfocado como un juego apetece muchísimo más. Buf, las banderas, a mí se me han olvidado muchísimas. Estaría bien
refrescar la memoria con ellas.

Si gana el Madrid nos vemos en el cespín, jeje.

Sax:

No te quedes corta, mujer; es hiperguapérrimo, como su padre!!

Amig@mi@:

- Samuel, dime algún jugador del Almería - le pregunté
- Crusat - me respondió.
No recordaba más. Nos fijaremos más la próxima temporada. ;)
Gracias ;)

anasister:

Alguna vez he pensado en escribir sobre aquellos juegos, aunque hay historias tremendamente difíciles de contar. La de los alemanes, por ejemplo, o aquello del "Nadie me quiere, nadie me ajunta..."
Eso o se vive o no se entiende, me parece a mí... :p

molinos:

Y al padre se le caerá la baba, imagino. Esta M heredará los superpoderes que a tí te faltan, ya lo verás.

bichejo:

Jeje, sí, guapo ¡y un hacha! Un día me escribió las capitales y sólo dudo en dónde poner la hache intercalada de Washington.


Hombre, Ripley, mil gracias por esas palabras que nos dedicas, aunque estos chocheos deben ser comunes a todos los padres pero me alegra enormemente que al compartir mis vivencias haya gente tan agradecida como tú que las disfrute. Gracias de nuevo.

(Si gana el Madrid me paso por tu blog a echar cohetes :D)

Barbijaputa dijo...

Aunque sea culé, el post me ha encantado de principio a fin! Qué buena idea lo del mapa, me has dejao KO!

hitlodeo dijo...

Hola JuanRa:
Los posts sobre hijos enternecen bastante, por lo menos a los que también los tenemos.
De éste me ha encantado tu manera de aprovechar sus conocimientos de fútbol para que aprenda geografía.
Y me he partido de risa con lo de la mujer de Brasil.
Los hijos no salen idénticos a nosotros. El mio va creciendo y ya se sienta serio a mi lado a ver un partido. Eso sí, no para de hablar y preguntar. El próximo partido le pongo una birra.
Yo lo que sí intento es que no sea un ultra. Que tenga claro que en el fútbol unas veces gana tu equipo y otras pierde, pero que eso no puede llevar a disgustos ni a peleas. Que tenga claro que los clubs son empresas y sirven para ganar dinero. Y que lo mejor de un partido es el día después con los amigos, en los que unas veces te toca ser coñeado y otras coñear. Pero se acepta todo con risas.
Por cierto soy culé (mi hijo es del Real Madrid), pero te felicitaré si gana el Madrid la liga. Porque vaya escapada que se han pegado los dos, y dando emoción hasta el último día.
Un abrazo

El kioskero del antifaz dijo...

Ya sabes que entre el futbol y yo hay algo personal ;-)

Pero vaya... tampoco me gusta el baloncesto y en cambio todos los viernes y sábados voy a ver jugar a mi hijo que se me ha hecho baloncestero federado. Y es que lo que no puedan hacer con nosotros los hijos... no lo puede hacer nadie.

Esa capacidad de Samuel (pese a que a futbol se refiera)... es admirable y creo que haces bien en enriquecerla con otros conocimientos como los que le transmites.

Total, oye... el saber no ocupa lugar ;-)

Anónimo dijo...

De tal palo, tal astilla y no lo digo porque a tí te guste el futbol, que te aficionarás, lo digo porque tienes unas grandes habilidades para casi todo y el claro...algo se le pegó del padre.
Me he quedado pasmao, porque de futbol nada de nada, quizas a mi me tendrías el juego a la inversa para aprenderme los equipos de la Liga.
Un abrazo JuanRa
Rasanliz

JuanRa Diablo dijo...

Me alegro de que te haya gustado, Barbija, y aprovecho para felicitarte por la nueva copa que ganó tu equipo ;)

A tí también me toca darte la enhorabuena, Hitlodeo, que al final el Barça se llevó el gato al agua.
Mira que me choca cuando un padre y un hijo no son del mismo equipo. Como en tu caso, mi mujer es merengue y su padre culé, ya ves.
Muy cierto lo que dices. A mí no me disgusta que mi hijo alabe a jugadores del Barça porque demuestra ser objetivo y no aferrarse ciegamente a una camiseta. Ojala todo el mundo se tomara estas cosas con tanta deportividad como tú y yo.
Un abrazo.

Recuerdo muy bien tu entrada sobre el futbol, Kioskero con aquel pajarillo que no pudo soportar los gritos de tanta afición.
Como siempre se ha dicho, en el punto medio está la virtud. Lo ideal sería ni odiar el futbol ni morir por él. Ni ser de otra galaxia ni embrutecidos, aunque puestos a elegir prefiero aquellos que pasan olimpicamente del futbol.

Mira por dónde ahora te sale un hijo baloncestero... jeje, qué cosas tiene la vida.
Un abrazo

Hola Rasanliz, me alegra verte por aquí.
Al final resultará que somos muchos los que no tenemos el futbol como religión.
Para mí es más divertido que me cuente él su forma de verlo que seguirlo yo. Dónde va a parar, jeje.
Gracias!

El Zorrocloco dijo...

Padrazo. En serio, un padrazo. Me ha encantado lo del mapa, sí señor. Y es que no hay nada como mezclar la diversión con el aprendizaje para enseñar a un niño. Aunque sea madridista =)

Por cierto, gracias por enseñarle que en las islas hay de todo XD Y quién sabe, igual algún día acabe jugando en el Madrid!^^

JuanRa Diablo dijo...

El Zorrocloco:

Descuida que a estas alturas ya sabe que en las islas hay de todo, incluso zorros culés? (Espera, que voy a por la escopeta :P)

Gracias, un alegrón me ha dado verte por aquí tras tanto tiempo missing ;)

Anónimo dijo...

Mira, mira cómo le has encontrado el lado práctico al fútbol.
carlos