1 de mayo de 2010

HISTORIA DE UN MIENTRAS TANTO



Pero... ¡¡Majestad!!

¡Cuánto bueno volver a veros por Palacio! ¡Por todos los diablos,  qué inmensa sorpresa!
Hace tanto que nos dijo que partía hacia Roncesvalles...
.
Como no llegaron nunca noticias desde allí, he de confesarle que fueron muchos los súbditos que pensaron que vos habíais... muerto.
Pero sólo yo, vuestro enano bufón, tenía la esperanza de que volvería a saber de vos, como así ha sido.

¡Por mi jubón de marmota! ¡Qué milagro!
Ay... son tantas las cosas que han sucedido en Palacio desde que vos partísteis...

Pero sentaos, sentaos... parecéis fatigada. ¿Os sirvo una copa de Oporto?... Tomad, tomad...

No sé si sabréis cuán ingratos y desleales han sido todos por aquí. ¡¡Es indignante!!
Las cocineras se despidieron hace meses. Ni siquiera tuvieron la decencia de lavar sus delantales, (en confianza os digo que eran unas marranas)
El mayordomo se instaló en su alcoba (la vuestra, no la de él) El muy cretino la daba por destronada y se ha estado acostando entre sus sábanas de lino sin descalzarse siquiera. Y por el escándalo que armaba... ¡seguro que no estaba solo! ¿Queréis que le llame?
Ah, pero hay más: el ayudante de cámara se largó a vivir con el mozo de las caballerizas - yo siempre me olí algo entre ellos - y descubrí que su profesor de piano (el vuestro, no el del mozo de las caballerizas ni el del ayudante de cámara) robó todas las partituras que usted compuso, incluida aquella que vos me dedicábais que empezaba Trala rala plingui plingui, ¿la recordáis?... ¿no?... La tenía a medio componer si no recuerdo mal. ¡Era maravillosa!
.
El jardinero dejó morir sus petunias favoritas (las de vos, no las de él) y se despidió echándome en cara toda su mala leche (la de él, no la de vos) Le dije que no se volviera a acercar por aquí jamás y tan irritado me dejó que yo mismo terminé de pisotear las margaritas y los gladiolos. Perdonadme, Majestad, es que estaba fuera de sí... de mí, quiero decir. De todas formas esa misma noche hubo un granizo tan fuerte que terminó de pulverizar el jardín.
Ay, Majestad, cuánto he sufrido en vuestra ausencia. Nadie ha sacudido las alfombras ni limpiado las vajillas ni puesto en hora los relojes. Ninguno se ha dignado a abrillantar las armaduras, ni a recolectar la fruta ni a alimentar al gato. Por cierto, hace días que no lo veo...
Tan sólo yo he aguardado paciente este momento en que la viera entrar por esa puerta y poder sacar el cetro para vos....
Oh, qué lívida estáis, ¿he dicho algo que os haya... Oh, me refiero a su cetro, el de vos. Ya, ya sé que ahora estáis demasiado fatigada...
Mejor os dejo descansar y si al levantaros necesitáis mi compañía sólo tenéis que hacer sonar la...
Ah... estoo... la campanilla de plata se la regaló la criada a la amante de su esposo... El de vos, no el de ella.
Pero descansad, descansad...


Foto: The Queen of Hearts, de Noelle Cristen

21 comentarios:

peibol dijo...

What the hell? :o

No sé qué te traes entre mano, pero me encanta. ¡Qué maravilla de redacción! :D ¡Fiu fiu!

Anónimo dijo...

Cáspita!!!!Podría vuestra merced explicarme a que viene este tipo de relato?.

Utilizo este vocabulario para no desentonar porque si escribiera lo que en realidad estoy pensando sus cándidos ojos sufrirían un desmayo........
SAX

Gamar dijo...

Pero que súbdito más pesado.

mochuELIn dijo...

Pero... cómo es posible que os hayáis auseantado tanto tiempo, dejando su trono, (el suyo, no el de él), vacío?, abandonando todo, como es posible que hayáis tenido esa mala cabeza real (real de verdad, no de broma), pero no debéis preocuparos, porque ya encontraréis la manera de arreglar esto (usted tendrá en encontrarla solita, no yo), y si no la encontráis, podéis pillar la puerta, tal como ya hicísteis, y olvidaros que un día su graciosa majestad (para troncharse de risa) reinó aquí!!

:P

Lillu dijo...

Por un momento me has recordado a los magníficos Les Luthiers! :D

Esto continuará, no?... Más te vale XD

saluditos!

hitlodeo dijo...

Estoy pensando en usar esta historia cuando mi mujer se vaya de viaje. Al volver, cuando vea el campo de batalla, quiero decir la casa, le contaré este relato. Y si cuela cuela.
;)

Anónimo dijo...

¡Que imaginación! Imagino que el relato continuará, no nos puedes dejar así. Dificil te lo estamos poniendo, pero para ti, todo es facil, saldras más airoso que el pequeño bufón de la reina, seguro.
Un abrazo
(Ahora no se me olvidará firmar que luego te pierdes...jejejeje)
Rasanliz

JuanRa Diablo dijo...

Cuánto me complace que os haya gustado, Vizconde Peibol, pero lo que veis es lo que hay y nada más; un chispazo en este cajón de sastre de mi sesera.

Oh, celebro recibiros, Madamme Jeanne Marie de Sax Reconoced que esta vez os he dejado patidifusa, pero por una sóla vez, contened esa lengua venenosa.

¿Sólo pesado, Marqués de Gamar? ¿Por qué creéis que la reina se ausentó tantos años de palacio?

¡Cómo osais a dirigiros a Su Majestad en ese tono, vasalla mochuELIn! Rezad porque no haga partícipe a la Reina de lo que habéis dicho pues de sobra sabéis cómo templa sus nervios arrancando una a una las plumas de las rapaces.

Duquesa de Lillusión, la magnífica sois vos con esa semejanza a la que me exponéis, pero no querréis que continúe desvelando más secretos de alcoba, ¿verdad? Lo que sigue ya es secreto de estado.

¿Engañar a una mujer? Podéis hacer lo que os plazca, admirado Archiduque Hitlodeo mas no me involucréis si la argucia no prospera como vos tendéis a pensar.

Es todo un desafío lo que proponéis, Barón Rasanliz y podría adentrarme por vericuetos tan inexplicables como improductivos. No niego que me tienta su oferta, pero quizás en otra ocasión.
Recibid un abrazo.

isaormaza dijo...

Vos no dejais de sorprendernos ( a nos, no a nosotros, que el plural mayestático es lo más de lo más en esta nuestra corte)

rAnita nOe dijo...

eres un artista. me ha encantado.

besos

Anónimo dijo...

Que grande eres..................despues de leer las respuestas no hace falta continues con el relato,
A Diablo no te gana ni el mismisimo JuanRA.
Un abrazo.
Rasanliz

LastChild dijo...

¡Qué bueno!

Fran dijo...

Casí mejor que no continúe el relato como piden algunos porque visto el panorama, solo falta que el banco haya ejecutado la hipoteca del castillo y la pobre reina se quede en la calle con el bufón tocapelotas ese. jeje.
Ultimamente ando justito de tiempo por eso no me prodigo pero volveré por aqui y por mi blog, claro.

Amig@mi@ dijo...

Jajaja, con sirvientes tan leales no hace falta nada más.
Madre del amor hermosooooo
Qué chismorreador está hecho.
Pues a mí me recordó un poco al sombrerero loco de Alicia.
No preguntes el por qué que me conformo con aprobar y la respuesta es "pa nota"
Me encantó
;)

JuanRa Diablo dijo...

Admirada isaormaza, condesa descalza, si me guardáis un poco de ese plural mayestático que en vuestra corte os sobra, yo os agasajaré con almohadas de pluma virgen de faisán.

Querida rAnita del regio estanque. Nuevos nenúfares blancos flotan para vos.

Estimado barón Rasanliz, Vos si sois grande!!
(Al tal JuanRa no tengo el placer de conocerle);)

¿Fran es vuestro nombre? ¡Y tenéis el mismo semblante que el profesor de piano! ¡Vamos, devolved a la reina sus partituras!
(Volved cuanto antes ;)

Mi admirada marquesa
Amig@mi@, no me tachéis de loco ni de chismoso que ni uso sombrero ni a Alicia conocer quiero.
Sólo vuestra presencia me sana.

JuanRa Diablo dijo...

Oh, Lastchild, tan escurridiza sois que casi no advertí vuestra presencia. ¡Bienvenida!

Anónimo dijo...

Esto de actualizar tan a lo largo me aburre ya,tendré que ir buscando otro blog,jooooooooo con la pereza que me dá, si no voté a ninguno porque me daba pereza leerlos, peeeeeeeero ante el aburrimiento a leer toca.
Saludos broder perezoso

El kioskero del antifaz dijo...

Tanto si hay o no una segunda parte en esta última entrada tuya... yo te he dejado un regalito en mi blog. Se trata de una entrada dedicada a el diablo preferido ;-)

LastChild dijo...

Si me lo permite usted, señor Diablo, pasearé por sus dominios de cuando en cuando.

JuanRa Diablo dijo...

Sax:

Ahh, mujer impaciente, que quejándoos estábais mientras yo componía nuevas gestas en mi escribanía...

Kioskero:

¿¿¿¡¡¡??? VOY RAUDO Y VELOZ A LEEROS, MAESE HISTORIADOR :)

LastChild:

Permiso concedido. Entrad y pecad todo lo que gustéis.

Amig@mi@ dijo...

Juanra,
no me deja comentar en tu post del idoma de Yecla, y eso que te había escrito LARGOOOOOOOOOO
Ni siquiera me deja entrar para ver si está el comentario.
:(
Besos